If you are a reseller
fill the login and enter
to private area

Login



La importancia de tener un arenero limpio

Blog author logo Siria, publicado el 17 Februar 2018, Leer en 5 min

La importancia de tener un arenero limpio

Mantener el arenero de nuestro gato limpio y perfumado es una operación extremamente importante para la higiene de nuestra casa y el bienestar de nuestro gato.

Es casi imposible definir exactamente cada cuanto tiempo deberíamos cambiar la arena. Todo depende de muchos factores, como el tamaño del gato, el número de gatos que utilizan la misma arena, la cantidad y sobretodo, la calidad de la arena que se utiliza para llenar la bandeja.

Nuestro consejo es que simplemente sigáis con atención la evolución de las condiciones del arenero y que lo limpiéis cuando os parece evidente que se ha acumulado demasiada suciedad con consecuente presencia de malos olores. Es decir, cuando es inequivocable que la arena ha perdido por completo sus capacidades absorbentes y desodorantes.

Si nos olvidamos de estos pequeños detalles, es posible que olores desagradables se expandan por la casa y sobretodo, es posible que nuestro gato deje de utilizar la bandeja, ya que ellos mismos se dan cuenta cuando la arena no está suficientemente limpia.

Los gatos son animales muy atentos a la limpieza, que mal soportan olores fuertes: un arenero sucio o maloliente les lleva a mirar hacia otro lado.

La elección de la arena es el momento más importante del proceso.

Es fundamental elegir una arena que sea 100% vegetal y biodegradable, para evitar complicaciones para la salud de nuestro gato. Siendo vegetal y biodegradable, será mucho más fácil desecharla, ya que se puede tranquilamente tirar al WC, en el cubo de la basura o incluso en el compostaje. Además, una buena arena posee propiedades aglomerantes, para que sea más fácil eliminar las partes sucias. Elegir una arena que sea de calidad es el primer paso para tener un arenero limpio y eficiente además de un gatito satisfecho y feliz.

En cuanto veamos que es necesario cambiar la arena de la bandeja, podemos empezar con la limpieza. Una operación muy simple que requiere atención y cuidado en los detalles si queremos obtener el mejor resultado posible para nuestra mascota.

Después de haber quitado la arena, es necesario limpiar la bandeja, para eliminar todos los residuos y olores desagradables. En esta fase es muy importante evitar el uso de lejía u otros productos detergentes agresivos, ya que su acción podría causar problemas a nuestros gatos. Por esto es mucho más seguro utilizar productos naturales que tenemos en casa, como por ejemplo el vinagre blanco. Para esterilizar el arenero es suficiente cubrir la bandeja con una capa de vinagre, dejar que haga efecto durante 30 minutos y aclarar todo con una buena dosis de agua hirviendo. Después de haberlo secado todo con un paño limpio, toda clase de suciedad y mal olor quedará un recuerdo.

¿Otros trucos alternativos al vinagre? Podéis utilizar un detergente ecológico para platos o una cucharadita de bicarbonato diluido en agua caliente.

Una vez limpia, podemos llenar la bandeja de arena. Aseguraros siempre de que vuestro gato tenga una cantidad suficiente de arena. A los gatos les gusta mucho enterrar y volver a cubrir las heces, facilitando el acción absorbente y desodorante de la arena y evitando que se formen malos olores.

Volver a la categoría o compartir

Limpieza y cuidados

Otros artículos que podría interesarte